C.D. CASTELLÓN

 

1991 – 1992

Gaizka se formó en el C.D. Castellón después de dejar el atletismo y centrarse en el fútbol y haber jugado en el Club Deportivo Tonín de Castellón.

El equipo castellonense había contado con su padre, Andrés Iniesta, como portero pero fue su particular habilidad con el balón, lo que le hizo merecedor de formar parte de las filas del conjunto albinegro tras decantarse por el fútbol en detrimento del atletismo.

Gaizka Mendieta jugó 16 partidos en el CD Castellón, suficientes para ser reconocido por el Valencia C.F. que le ofreció fichar por el club “ché” en la siguiente temporada.